mayo 06, 2008

Anhelos pintados de oro




“La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón”
Magdalena Martínez ( Flautista española).


La caída de las hojas pintadas de café, rojo y oro, tapizan con su elegancia el sendero que me llevará a la primavera de mi instinto , dibujando con sus formas, las caricias desbocadas por tus manos de amante.

Tal como gaviotas en busca del mar, recorro los horizontes de mi mente para mantener esos momentos a flor de piel y que no se pierdan, en los laberintos del pensamiento.

Y me detiene el dulzor del recuerdo de tus besos de verano, que la brisa de otoño ha traído envuelta en sus cabellos dorados, haciéndome mirar las nubes y escribirte en ellas con mis dedos, un “te quiero”.

Converso con las flores que aun exhiben su belleza, contándoles que tus labios son poseedores de la misma miel que de ellas emana.
Que tu perfume, me sabe a hierba recién cortada, desde los valles de mis sentimientos y que tu piel se mimetiza con los tonos de este entorno macilento.

Y en este tiempo en que los árboles se desnudan, y la naturaleza se adormece para despertar cuando los polluelos de gorriones inicien su canto al alba, siento que más te extraño, que más necesito tus ojos para iluminar cada tarde, en donde el ocaso se viste de prisa en mi ventana.

Los días son más cortos y las noches extienden sus brazos para raptarse al sol ,permitiendo que la luna tenga más tiempo para iluminarse con las estrellas y danzar sobre cada silueta.

No quiero escuchar los latidos del invierno, sin poder tenerte en esta morada de colores y sensaciones de melancolías.

Sólo te espero, sentada a la orilla del río, tirando mensajes que llevarán los peces a las olas de tu playa , en donde las caracolas se harán cómplices de mis palabras , junto al rocío de las madrugadas.

Jinete de mi vida, galopa sin retraso por mis viñas labradas por tus manos.
Impidamos que las primeras lluvias de Mayo las humedezcan, como se humedece mi cuerpo con la llovizna de la incertidumbre.

Y las hojas no paran de caer, dejando pintados los suelos con su paleta de tiempos vividos.

El viento mece las ramas, silbando melodías de lejanas tierras, en donde se ha nutrido de diversas historias por su incesante recorrido.

Retomo mi camino, por esa alfombra de hojas que han dejado su alma al tiempo, colgando en cada árbol que encuentro, un verso de cada estrofa que aquí escribo y cada nota de esta melodía en que me he inspirado.

Pues , ya la tarde y su brisa han salido a jugar con las hojas, antes que la noche se levante y las tape con su sombra , hasta esperar una alborada, donde vuelva a añorarte sin dejar que el frío, se apodere de mis brazos.

¿Cuántas hojas han caído?...¿Cuántos anhelos pintados de oro?

Agualuna






22 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Hay magia en los colores dorados que pintan este texto de estética impecable y sentimientos reconocibles.
Agualuna, eres una arquitecta de la palabra.

María dijo...

Mi preciosa Agualuna, eres un verdadero diamante.

Este poema que has escrito, como todos los que leo de tí, están inundados de sentimientos, de sensualidad, de brillo, de color, de ternura, porque toda tú eres poesía, toda tú eres amor, toda tú eres vida, toda tú eres luz.

Tu poema es precioso, y la música que lo acompaña igual.

Muchas gracias por hacernos disfrutar de tus palabras, de tu sensualidad y sobre todo de tu corazón, le tienes grande, muy grande.

Te quiero mi niña, recibe con mucho cariño, un abrazo muy fuerte.

María

Camille Stein dijo...

caricias de hojas caídas, lees los procesos naturales del mundo

tu música entra por el corazón y lo convierte en oro

un beso

lágrimas de mar dijo...

Querida Agualuna, mil gracias por tu linda felicitación y por tu hermoso regalo que ya puse en mi blog, las rosas lo adornan junto con tu cariño
Esta linda melodía me llena el corazón de ternura hacía tí

Muchos besos y todo mi cariño para ti

Lágrimas de mar

Maria Jesús dijo...

Agualuna, me encanta dejarme seducir por tan bello espacio lleno de encanto, de colores, de magia, de paisajes armoniosos. realmente, todos tus blogs son maravillosos porque en ellos plasmas tu luz interior y esa luz divina que albergas en tu corazón. Mi querida amiga, tus versos son maravillosos. Realmente, tu interior está lleno de tesoros que depositas en cada palabra. Eres una artista y creadora en todos los sentidos.

Patricia dijo...

me encanta Eva cassidi ,acompañada de tus poemas,mágico!!!



cariños princesa

Miri dijo...

Las hojas caídas nos muestran un cambio...

A mí me causan tristeza, melancolía...

Sos una maestra!!

Qué bonito es lo que escribía.

Gracias por invitarme a este lugar.Y, yo que vos intentaría averiguar cómo publicar, hay un amigo bloguero que lo hizo y hoy está presentando su libro en la "feria del libro".

Se puede!!

Besos.

kukilin dijo...

Coincido con Catalina, nuca mejor explicado tus hermosos versos.
Realmente sos una arquitecta de la palabra, tus poemas tiene magia y este me ha tocado de lleno con su barita.
♥Besitos dulcísima♥

Campanita de BarZaires dijo...

Estoy de acuerdo con Maria en la descripción que hace de ti, eres un verdadero diamante, ¡hay tanto dentro de ti! y lo maravilloso es que lo compartes con todos nosotros, me encanta Eva Cassidy, y todo cuanto haces.
Un beso de todo corazón y repleto de cariño.

Raquel Fernández dijo...

Bellísima tu manera de escribir. Me he enamorado de este texto.
Un gran abrazo!

Cani dijo...

Hermosa musica para bellas palabras.
Seguire recreandome en ellas.
Un abrazo.

mia dijo...

entrar en este espacio

es probar la dorada

seducción del topacio,

escribes de manera encantada

y me emocionas con tus formas

de palabras aterciopeladas!

María dijo...

El oro queda patente en tu blog, en todos tus comentarios de los blogs a donde tú dejas tu huella, el oro queda reflejado por tí porque tú lo llevas siempre contigo.

Te deseo un feliz día lleno de luz, lleno de ilusión, lleno de felicidad, lleno de suerte.

Un abrazo desde lo más pronfundo de mi ser.

Inés Bohórquez dijo...

Qué belleza de poema.
Letras bañadas de tonos ocre
con el brillo de su caida de los árboles antes que el sol les hable de sus secretos.
Cálidas letras del calor tibio que llega.
Bellas palabras que aman al leerlas
y deleitan cada frase antes de salir de la pluma.

Hermoso tu blog quedé fascinada.

PD:Gracias por visitarme.

Inés Bohórquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inés Bohórquez dijo...

Hola Agualuna te invito a visitar otro blog en el que escribo poesía cuando quieras visitalo allí te deje un regalito.
Un abrazo
http://solo-poesía.blogspot.com

PIZARR dijo...

Como siempre, preciosas y dulces letras las tuyas.

Me evocan ese otoño que tanto quiero y para el que aún me falta...

Bellísima manera de mezclar el otoño y sus colores y sabores, con las mieles de ese anhelado amor.

Un beso desde el Mundo de los Sueños

LA REINA dijo...

Hermoso poema amiga , escribes como los dioses.

El otoño es mi estacion preferida, ya que la variedad de colores lo hace maravilloso.

Tuve la suerte de estar en el Sur en otoño y nevando y no puedo explicar el sentimiento de ese momento tan perfecto que nos regalo la naturaleza.

Gracias por compartir todos tus tesoros.

Un Beso
La Reina

María dijo...

Hola bonita Agualuna:

Espero que hoy estés mejor y yo te deseo un feliz fin de semana lleno de luz y color. Disfruta de los bellos momentos.

Un abrazo inmenso.

el poeta mistico dijo...

Muchos arboles no dudan en dejar caer sus hojas en otoño.

Conscientes del eterno ciclo, dejan ir a sus doradas hojas que ya no les serán necesarias en el tiempo que viene.

Del mismo modo debemos dejar ir las ideas, pre-conceptos, calificaciones, paradigmas y casi todas las creencias, que ya no nos serán necesarias en el tiempo que viene.

Un beso y una flor dulce escritora del amor...

Abril Lech dijo...

Cuántos colores, ilusiones, aromas y horas cayendo juntos con este tema maravilloso como fondo musical... placer de quedarse aquí un momento!

Alatriste dijo...

Lo más dorado de tus textos es la sensibilidad y la franqueza que tienen.

Estoy simplemente abrumado por la paleta de colores con la que pintas tus poemas.

Leerte calma mi espíritu y me hace sentir mejor. Fue una gran suerte cruzarme en tu camino sin duda.

Te llevaré en la memoria.